Blogia
Sensación De Vida

(147/66) Después de tanto tiempo…

…he vuelto a coger la pluma y me he enfrentado a la hoja en blanco. Hacía tiempo que no experimentaba este vértigo, esta sensación de “sola ante el peligro”… y me gusta; reviso y retomo viejas costumbres y palabras, sin preocuparme por un futuro más lejano que el que me acerca al próximo párrafo. Y me dejo llevar suavemente; las palabras acuden sin demasiado esfuerzo. Todo está bien, todo está en orden.

Entro en el blog y me embarga un sentimiento parecido al de retorno al hogar después de una larga ausencia: abro la puerta y todo está tal y como lo he dejado, como congelado en el momento de mi marcha aunque con todo lleno de polvo, el correo almacenado y la nevera vacía. Un ligero pinchazo de la consciencia me advierte del trabajo que me queda por hacer pero también siento que estoy donde debo estar. Levanto la sábana que cubre el sofá para poder sentarme a clasificar el correo: alguna factura sin pagar (gracias, BOIRINA, gracias, OM), mucha publicidad y esos mágicos regalos que siempre son las cartas de los amigos (gracias, mis niños), mensajes de corazón a corazón: Estoy en casa.

Ha sido una ausencia prolongada y buscada… también un tanto impuesta: demasiadas sensaciones para ordenar, para clasificar, para comprender… demasiadas… no disponía ni de palabras suficientes ni de tiempo suficiente ni del valor suficiente para enfrentarme a esa marejada de sensaciones: debía esperar y creo que ya ha llegado el momento, ese momento donde el regreso se hace necesario, casi imprescindible.

Varias batallas… algunas perdidas… Tiempo de retomar costumbres abandonadas, de administrar dosis de auto atención, de recapitular sobre momentos vividos, tiempo de lamer heridas, de dejarlas cicatrizar vigilando las infecciones… Tiempo de reconstrucción… Buen momento para regresar a casa.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

12 comentarios

Conchi -

MUKKA: Gracias, mi niña... poco a poco volveré a mis buenas costumbres. Un beso, guapísima.

Conchi -

MARK: Me gusta este fugaz reencuentro. Espero que todos estéis bien... Un beso muy grande.

Conchi -

GLORIA: Para mí también fueron necesarios, fueron como una catarsis. Quiero volver a sentirlos.
Yo también te quiero, mi niña... Miles de esos abrazos.

Conchi -

JUAN 43: También es grata para mí tu presencia y la lectura de tus textos. Me gusta que sigas con tu saludo... lo echaba en falta.
Un beso, guapetón.

Conchi -

JUANJO: Gracias, meu rei. Necesitaba el regreso, aunque reconozco que también ha habido algo de pereza en el regreso.
Un beso.

.Mukka. -

Se te echaba de menos, bienvenida =)

gloria -

Conchi..., bueno , eso... no voy a decirte nada que no sepas . Ni se te ocurra olvidarme.

Mark -

Te dejo bico y abrazo! desde Jylland, estuve leyendo tu ultima entrada; y reconociendome en ella. Yo no llegue a nada mas que el titulo. Espero que estes bien... Sabes, es como si el tiempo no pasase eh? Gracias por escribir entrada; es un toque, un recuerdo, un sentirse bien. Cuidate mucho, como dicen los astures, merecestelo! Conchi, vales la pena para muchos!!
Hasta pronto. Que te vaya bien por las tierras gallegas.
Mark

Gloria -

Mi querida amiga:
Hoy, tus palabras me hubiesen abierto la puerta de mis chanzas... pero, como tu dices , ¡¡cojona¡¡, hoy, no puedo... sólo sentir tu ausencia, echarte de menos y venir a contarte que tengo tu pitillera y el mechero. Sabes ? Aqui nos decimos aquello de : Un abrazo, y nos vamos tan frescas.... pues esos abrazos , son una tontuna; un abrazo es lo que yo he sentido estos tres dias.
Te quiero.

Juan 43 -

¡ Salud !

PD: No me permito olvidar "esa firma-deseo" como final de comentario.
Pues eso; repito:

¡ Salud !

Juan 43 -

Bienvenida de nuevo. Recuperamos contacto y he de felicitar tu cumpleaños con meses de retraso. Y de nuevo felicitar tus palabras, esas sin retraso alguno, pues siempre me sentí felicitado por el placer de leerlas.
Besos y te seguiré esperando en mi nueva casa.

Juanjo -

Habrá que pensar, leyéndote, que escribir es como ir en bicicleta: cuando aprendes ya no se olvida.

Me alegro que hayas vuelto, y espero que esta especie de agua oxigenada que es el blog, cure y cicatrice tus heridas.

Besos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres