Blogia
Sensación De Vida

Para Mi Alma

(143/66) FELICIDADES, MI ALMA.

(143/66) FELICIDADES, MI ALMA.

Hoy, hace años nació alguien único e irrepetible. Alguien que ha sabido robarme el corazón, el alma y la vida, pero que eso no me provoca inquietud, más bien al contrario, me da serenidad, tranquilidad y seguridad pues sé que están en buenas manos. Hoy para mí es un día de culto pues me resulta tan extraño que alguien tan especial me ame que, a veces, me pierdo en la incredulidad: no puedo creerme la suerte que he tenido.

Estamos lejos y sé que no siempre llevo bien esa distancia, que hay momentos de desfallecimiento y de soledad insalvable pues es duro no poder disfrutar de tu sonrisa, de tus besos, de tu abrazo, del contacto de tu cálida piel, de la complicidad cotidiana, de los amaneceres compartidos, del íntimo hasta mañana, de tu hombro, de tu consuelo… no es fácil y lo sé porque lo vivo en mi piel cada día. Todo eso tiene un nombre: Añoranza. Te añoro con toda la fuerza de mi ser. Pero eso son solo eso… momentos. El resto del tiempo es amor, deseo, calidez, infinita ternura, pensamiento único, futuro compartido, esperanza, ilusión, gratitud… Mis manos, mi corazón y mi alma recorren una y otra vez aquel arco iris que tendiste entre nosotras, tu recuerdo convierte mi sangre en ardiente lava recorriendo mis venas; mis sentimientos, como barcos desarbolados tras una tormenta, se refugian en tu puerto buscando la calma necesaria e imprescindible.

Sé que es un día muy complicado, que la nostalgia se adueñará de tu espíritu, los sentimientos se desangrarán en otra batalla perdida contra la tristeza, nubarrones de angustia cubrirán tu cielo y tus ojos de noche se inundarán de gotas de doloroso rocío. Estoy a tu lado abrazándote en silencio, bebiendo cada lágrima derramada, acariciando tu corazón para calmar su pesar, dejando transcurrir el tiempo necesario para que tu desconsuelo se diluya en el sueño agotado tras el llanto amargo, velando tu descanso para que nada lo perturbe.

A mi cabeza vuelve la primera entrada que escribí pensando en ti, aquella primera conversación que ya adiviné distinta a otras, aquel primer contacto que me llenó el corazón con los colores de tu alma … me gusta estar en tu vida y en tu pensamiento porque no conozco ningún otro lugar donde pudiera estar mejor. Tú ocupas todo mi mundo, eres la dueña y señora de éste mi minúsculo mundo. Por eso este día es muy especial para mí, tal día como hoy hace unos años nació un ángel: Tú, Mi Ángel; y yo he tenido la inmensa fortuna de encontrarte.

FELICIDADES, Mi Alma, quisiera regalártela pero no puedo: ya es tuya.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres