Blogia
Sensación De Vida

(66/66) Melancolía

Sigo triste aunque con esa tristeza resignada, madura y serena que da la experiencia y los años, o sea, la vida. Con esa tristeza que no borra la sonrisa pero que consigue hacerla más tranquila y pausada, también menos fácil, aunque más sincera y profunda. Esa tristeza melancólica de cuando sabemos que todo está bien, en su sitio, que todo es normal aunque esa normalidad no nos guste, sabiendo que todo está dentro de una normalidad que quisieramos diferente.

Una tristeza consentida, casi deseada, perfilada sobre un cielo de estrellas en las que se convierten los recuerdos revividos delante de una taza de café largo con leche bien caliente. La tristeza después de una alegría inmensa: la de poder dar esos besos y abrazos tantas veces enviados a través del viento, de conversaciones reales, de miradas en directo, de risas escuchadas sin teclados ni teléfonos por medio.

La amistad no tiene forma, espacio o tiempo, es algo que existe, que transita en cualquier forma de comunicación, que crece con el cariño y con las ganas, lo sé, pero sentirla aquí a mi lado, me ha llenado de sensaciones de plenitud, de bienestar, de sentirme más completa. Por eso, su marcha, ha aumentado la sensación de que mi espacio está un poco más vacio. Sé que no es cierto, que ella sigue aquí, a mi lado, igual que yo ocupo un trocito de su alma.

Gracias por vuestros ánimos, por vuestro cariño, por todos esos besos y abrazos que he sentido en mi alma uno a uno. Sois IMPRESIONANTES. Pero voy a abusar un poco, solo un poquito y os voy a pedir un favor: permitidme unos momentos de esta triste melancolía. Y os pido perdón por ello.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

20 comentarios

Conchi -

JUAN: Lo sé, corazón, te lo noto, pero no te dejes arrastrar, quedate quietecito hasta que pase.
Un beso, meu rei y gracias por permitirme estos momentos de melancolía.

Juan -

Hago causa común contigo y te digo: te lo permito. Yo me siento exactamente igual. La melancolía me ha vuelto a atrapar en las garras del tiempo. Pensé que no regresaría a ella pero me equivoqué: por aquí está.
Ya somos un millón. (por lo menos, mi niña )

¡ Salud !

Conchi -

PANDO:Eso lo hago siempre. Un beso, guapa. Gracias por el comentario y por la visita.

Conchi -

CARMEN: Pues si, después hablamos de la primavera, jejeje. Ya sé mi niña, pero sabes, sabemos, que es un estado momentáneo, pronto pasará.
Animo y un beso, preciosa.

pando -

no te acostumbres a ella y animate hay cosas maravillosas en la vida yo lo intento tengo dias de bajon verdaderamente deprimentes busca la sal de la vida sea como sea

carmen -

Vaya veo que lo del cambio de estación, es decir el otoño viene generalizado... jo Conchi qué te voy a decir yo! Al mal tiempo buena cara?
Besos

Conchi -

ELENA: Es cierto, se aprende a vivir con ella, e incluso ayuda a valorar más otras sensaciones.
Gracias por la visita y por el tiempo. Un beso, linda.

Conchi -

DARILEA: Si que lo es, la amistad es lo mejor que nos puede pasar.
Un beso, guapísima.

Conchi -

JUANJO: Pues trataré seguir bebiendo grandes cantidades de esta "bebida", a pesar de las resacas.
Gracias por ese besazo, ayuda mucho, aunque probaré el café con pepinillos y aceitunas de Shi, aunque sigo diciendo que no sé, no sé, jejeje.
Un beso, solete.

Elena -

La conozco, se va disipando poco a poco pero nunca desaparece. Se aprende a vivir con ella y a darle más importancias a nuevas tristezas, o alegrías, por supuesto.
Tómate el tiempo que quieras.
Besos.

Conchi -

ROSANA: Gracias, yo te mando otros besos y abrazos, cálidos y cariñosos, preciosa.

Conchi -

JULIO: Es controlada, no sé si quiero tener el control de mis tristezas, tampoco sobre mis alegrías, lo pensaré.
Un beso, guapetón.

Conchi -

PUCK: Son un tesoro, un gran tesoro y ella más que nadie. Gracias por el tiempo que me has dado, pero podías estirarte un poquito, ¿no?, jejeje.
Un beso, guapetona.

Conchi -

SHI: Voy a probar lo del pepinillo y las aceitunas, a ver que pasa, aunque con café...no sé, no sé. Pues dale ese par de meneos a ese amigo, seguro que le vendrá bien.
Un beso, preciosa.

Darilea -

La melancolia es mala cuando se toma en exceso, un poquito viene bien para el corazón, pero solo un poquito si no se llena de suspiros y termina ahogado.
Y la amistad es el mejor regalo que nos podemos hacer unos a los otros.
Besitos.

Juanjo -

Bueno, Conchi, parece que estás al final de la resaca emocional y me alegro. Es curioso como, a pesar de las resacas, seguimos emborrachándonos, pero es bastante peor vivir sin emociones.
Te envío un besazo para ayudar a que se te pase pronto, aunque lo cierto es que el remedio de pepinillos con anchoa de Shi debe ser más efectivo.
Más besos, guapa.

Rosana Claudia Marchini -

Te mando un abrazo súper cálido y contenedor,de oso,de amiga que te quiere...
Rosana.

Julio -

Bueno, si es tristeza controlada, vale, pero a ver si te acostumbras a ella.
Un abrazo

puck -

Sabes, cuando alguien se va a mi también me queda ese poquito de tristeza, pero lo que hago es pensar que esa persona existe, que respira, que anda en algún lugar de este mundo y que yo he tenido la suerte de haberla conocido. Son momentos que atesoro, aquí, muy fuerte, en mi corazón y no quiero lamentarme por su despedida, sino alegrarme por su eterna presencia en mi. Por cierto, unos momentos es poco tiempo, así que ya, ya no te dejo más jajaja. Besazos.

Shi -

Reinaaaa sabes que le falta a ese cafe caliente?? pues un pepinillo relleno de anchoa,dejandolo como el broche de un cinturon: dos aceitunas rellenas también de anchoa que dejen apretao ese pepinillo, to ello clavaito con un palillo. Tonces hasta la tristeza tiene un punto, que uttt no veas tú.
!!Ah¡¡Eso de pedir perdón na de na¡¡ eh¡¡ pero na de na, mira vengo de pegarle un corte de mangas a un empresario que el tío se pensaba que yo era emigrante, y a cambio de un contrato de trabajo pretendia exclavizarme. Cuando ha visto que soy Riojana se le han temblao las canillas, y bueno, el corte de mangas se lo he dao igual, y no le pienso pedir perdón¡¡ hala¡¡ Así que tú tampoco, a veces creo que la tristeza esta para querernos, el problema quizá ejke necesitamos en esos momentos un beso de nuestros labios en la nuca (iba decir en el culo, pero pa que veas que soy fina, pues no lo digo).
Weno reina de las reinas, que vi a planchar un ratin y luego a tomarme un cafe con un amigo que me ha llamado mu triste él. No sé si me encontrara en condiciones despues de una hora de plancha. Pobre, dice que le da igual, que espera un meneo, lo malo que igual le doy dos.
Besitoides pal andando y cienes de y picos de abrazos.
Shi.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres